CEPILLA TUS PIES DESPUES DE LA PLAYA

¿Motomarina? ¡Tabernáculo!

blog-after-beach-jet-ski-x900

¿Qué evoca esto para ti? Pues bien, preguntemos a nuestros amigos canadienses... En efecto, el uso de la palabra "motomarina" (o sea-doo) está más extendido en Quebec, incluso recomendado por l'Office québécois de la langue française (Oficina quebequense del idioma frances). La motomarina es un pequeño vehiculo de recreo náutico, inventado oficialmente en los años 60 por Clayton Jacobson. Este abogado americano y ávido aficionado a las motocicletas soñaba con crear una máquina para practicar el esquí náutico sin tener que ser arrastrado por un barco.

Scooter de agua

Se monta el scooter de agua, así de otro modo llamado (y ahora, ¿te suena?), de pie también conocido como "a brazos", o sentado también conocido como "de sillín". Está propulsado por un hidrojet, un sistema de propulsión por turbina que rechaza el agua hacia la parte trasera de un buque de navegación, a su vez impulsado por un motor de combustión... ¡pero te ahorraré los detalles técnicos! A menudo denominada por antonomasia "Jet-Ski", esta moto acuática se comercializó en 1973, se popularizó hacia 1980 y se produce mundialmente desde 2002. Esta embarcación de ocio puede sin embargo utilizarse para el rescate cerca de las playas, para la vigilancia marítima o para el acceso a lugares biológicos en el mar, entre otros usos. Se organizan numerosas competiciones de motomarinas en todas partes del mundo. Aun así, como cualquier aparato motorizado, tiene ciertos inconvenientes contaminantes (sonoros, olfativos, hidrocarburos), por lo que implica reglamentación en muchos países.

Jet-Ski 

El esquí acuático es una actividad muy apreciada entre los turistas que buscan emociones fuertes durante sus vacaciones en la costa. Claro, es un pasatiempo muy popular, especialmente por su facilidad de conducta, su velocidad, pero sobre todo por su accesibilidad para todos. Al alquilar el circuito, no hay nada como las playas de arena fina, el agua límpida y cristalina y el disfrute de sus múltiples sensaciones.

VNM

Como puedes ver, no hay ninguna diferencia entre jet-ski, scooter de agua y motomarina, salvo el nombre. El famoso dispositivo que es tan atesorado en las playas durante el verano no es otro que el VNM, o sea el Vehículo Náutico a Motor que permite desplazarse por el agua.

Ni traje de neopreno, ni licencia

¿Qué decirte de mis primeras apreciaciones sobre la "moto-mar"? Al no haber obtenido nunca el carnet de moto por motivos económicos, aunque había aprobado el examen del código, no podía imaginarme a los mandos de un tal bólido, ¡y menos en el agua! Así que observaba desde lejos estos atletas marítimos y me divertía, admirando sus peripecias. Hace unos años, participé en un viaje estival a Rosas (España) con mi club de baile. Hotel guay, talleres, veladas temáticas, mojitos y... ¡la playa! Sol, baños, charlas, juegos de pelota o de raqueta... holgazanear "sur le sable" no es mi actividad favorita. Así que cuando uno de nuestros acólitos nos propuso ir a hacer jet-ski, me lo pensé dos veces. Cuando especificó como pasajero, acepté. Sólo para compartir un momento agradable con los amigos, y para dejarme llevar por los rincones más bellos de este litoral, de la forma más emocionante y práctica a la vez. No se necesita licencia, ni traje de neopreno adecuado, salvo el chaleco salvavidas obligatorio. ¡Venga! Todo el grupito en traje de baño, detrás del guía y su lindocalzoncillo de "water melon". Por supuesto, elegí al compañero novato para no tener que enfrentarme a posibles excesos de precipitación. ¡Pues no fue asi!

Aprender a hacer jet-ski

Las reglas básicas para aprender a hacer esquí acuático son la paciencia, la precaución y el progreso paso a paso. Sentarse cómodamente en el jet y desatarlo, luego alejarlo del muelle. Insertar la llave del jet en el encendido, desde donde una banda elástica la sujetará al chaleco por seguridad. Arrancar el jet girando la llave, manteniendo una mano en el manillar. Avanzar apretando las palancas de cambio poco a poco para calibrar la velocidad del aparato y familiarizarse con ella. Negociar las curvas influyendo en el manillar en la dirección deseada y no reducir demasiado la velocidad al girar; inclinarse hacia el lado adecuado si es necesario para acompañar la máquina. Por último, tener en cuenta que en un jet-ski no hay frenos y que basta con soltar la velocidad para desacelerar y parar. Excursion sin complicaciones, pues. Después de sentarme detrás de mi piloto y enganchar mis manos en la parte delantera de su chaleco, comenzó la aventura. Después de unos cuantos fallidos, tanteos en la dirección y giros aproximados, el Señor fue cogiendo confianza... ¡Y entonces su compañero estaba muy por delante! ¡Ay, ay, ay! ¡Susceptibilidad masculina! Así que puso el acelerador a fondo en la parte inferior de la ola, sin enderezar, no lo cortó hasta la parte superior del remolino... y no desaceleró hasta que hubo adelantado a los que entrenaban con aplicación y alcanzado al de la cabeza de la fila. Una trayectoria mal negociada y casi chocamos de frente con una boya. El sillín y mi bañador estaban empapados, ya no me unía al asiento, por lo que me sentía explulsada en cada curva. El sol y el agua salada en los ojos me dificultaban ver por dónde íbamos. ¡Perfecto para una descarga de adrenalina! Afortunadamente, sólo duró media hora...

Ôbaba toalla de playa

¿Mis últimas impresiones? Aparte de que tardé un rato en poder soltar los dedos enganchados a mi socio, de que temblaba de frío, de miedo o de excitación: "No, nada, no, no me arrepiento de nada". Una experiencia gozosa, un reto superado, y envuelta en mi toalla, me recosté en una "toalla de playa Ôbaba, la que no se vuela con el viento", para luego debatir alegremente nuestras respectivas sensaciones épicas
con mis comparsas jet-esquiadores.

* Ese taco quebequense, se refiere al tabernáculo de una iglesia, mueble que acoje el copón que contiene las hostias. Expresa sentimientos fuertes como la ira, la irritación o la sorpresa. La mayoría de las palabrotas derivan de términos relacionados con la religión católica. Los quebequenses no dicen palabrotas, sino que consagran!

¿Le gustó este artículo?

logo-after-beach-rassurance-mif Cepillo AFTER Beach
Fabricado en Francia
logo-rassurance-after-beach-red Envío
Entraga con La Poste
logo-after-beach-rassurance-orange Satisfacción guarantía
14 días para cambiar de opinión
logo-after-beach-rassurance-secure Para seguro
Visa, Mastercard, Paypal

No tengo una cuenta,
quiero inscribirme

error check_circle
error check_circle remove_red_eye
error check_circle remove_red_eye

Ya tengo una cuenta